Agenda del Pescador

Este Blog tiene el propósito de compartir, buscar conocimientos y por sobre todo, buscar nuevos amigos y destinos de pesca.
Por favor, sienta la libertad de hacer opiniones constructivas. De compartir sus experiencias y de invitarme a pescar.
"Este espacio promueve la pesca con devolución".
Nota Importante, solo soy un pescador apasionado, pesco por diversión y regocijo del alma.
Saludos Cordiales
De un pescador

SE LLAMA CALMA Y ME COSTO MUCHAS TORMENTAS...   


Se llama calma y me costó muchas tormentas.
Se llama calma y cuando desaparece.... salgo otra vez a su búsqueda.
Se llama calma y me enseña a respirar, a pensar y repensar.
Se llama calma y cuando la locura la tienta se desatan vientos bravos que cuestan dominar.
Se llama calma y llega con los años cuando la ambición de joven, la lengua suelta y la panza fría dan lugar a más silencios y más sabiduría.
Se llama calma cuando se aprende bien a amar, cuando el egoísmo da lugar al dar y el inconformismo se desvanece para abrir corazón y alma entregándose enteros a quien quiera recibir y dar.
Se llama calma cuando la amistad es tan sincera que se caen todas las máscaras y todo se puede contar.
Se llama calma y el mundo la evade, la ignora, inventando guerras que nunca nadie va a ganar.
Se llama calma cuando el silencio se disfruta, cuando los ruidos no son solo música y locura sino el viento, los pájaros, la buena compañía o el ruido del mar.
Se llama calma y con nada se paga, no hay moneda de ningún color que pueda cubrir su valor cuando se hace realidad.
Se llama calma y me costó muchas tormentas y las transitaría mil veces más hasta volverla a encontrar.
Se llama calma, la disfruto, la respeto y no la quiero soltar…

Dalai Lama

La Primera Trucha

Cuanta agua corrido bajo el puente y cuantos otoños han nutrido al suelo con su carga de hojas. jajaja!!!  Muchos años han transcurrido desde que pesque mi primera trucha con mosca.   Alegría indescriptible después de tanto practicar y aprender de forma autodidacta un estilo de pesca que desde niño me cautivó.   Pero que solo comencé a practicar tras los primeros sueldos en mis últimos años de universidad.
Como muchos, mis comienzos fueron humildes.  Cañas de bajo costo, pero que cumplían su función como las de mejores marcas.   Quien pensaría que esa primera trucha fue la adicción mas hermosa y sana de mi vida.  Y la única que puedo reconocer.  No para abstenerme, muy por el contrario, para que mi entorno cercano comprenda lo que significa  llevar una pasión tan grande en el corazón.