Agenda del Pescador

Este Blog tiene el propósito de compartir, buscar conocimientos y por sobre todo, buscar nuevos amigos y destinos de pesca.
Por favor, sienta la libertad de hacer opiniones constructivas. De compartir sus experiencias y de invitarme a pescar.
"Este espacio promueve la pesca con devolución".
Nota Importante, solo soy un pescador apasionado, pesco por diversión y regocijo del alma.
Saludos Cordiales
De un pescador

Gran Slam Patágonico

Hasta donde sé, el concepto de "gran slam" esta reservado para la pesca en agua salada tropical.   Y consiste en atrapar tres especies distintas en un mismo día, bonefish, tarpon, permit y/o snook.
(Imagen: RAKart flies, http://www.rakart.net/art-prints/trout-trifecta)
Pero vamos!!!... juguemos!!!.    Siempre me ha parecido divertida la idea de pescar tres especies distintas en aguas patagónicas, donde una de las especies debe ser una Brook (Trucha de arroyo o Fontinalis).  No son muchos los ambientes que nos ofrecen esta alternativa y en este contexto, las aguas patagónicas argentinas son privilegiadas en diversidad de especies.
Un gran slam patagónico consiste en pescar truchas arcoiris, marrones y fontinalis (brook's), en un mismo día.   Especies que si bien comparten un mismo ambiente, la dificultad radica en que al tener distintos comportamientos y requerimientos, no es fácil llegar a ellas con nuestras moscas.   He allí donde el pescador despliega sus conocimientos del hábitat de las especies y estrategia de pesca.  Aunque muchas veces el factor suerte juega con nuestros resultados, para bien o para mal.  Jajajaja!!!
Uno de los ambientes que me gusta disfrutar año tras año es el Lago Tromen, donde no suele ser fácil capturar las tres especies en un mismo día.   Como mencioné antes, estas especies se caracterizan por tener distintos requerimientos ambientales, como por ejemplo: las truchas de arroyo buscan aguas mas heladas y por ende en los meses mas calurosos van a las "profundidades" frente a los juncales o llegadas de arroyos; mientras las marrones patrullan en busca de alimento en juncales o en las orillas con aguas mas bajas y cálidas; momento en que las arco iris preferentemente están cerca de los juncos, de camas de algas y/o entradas de arroyos. 
Hay periodos en que las condiciones condiciones del agua, específicamente su temperatura, favorece que estén compartiendo el mismo espacio, y es entonces cuando todo se hace mas divertido aun.  Con un poco de atención en cada captura podemos ir familiarizándonos con el comportamiento de cada pez frente a la mosca.   Y así, sin tener el pez a vista podemos inferir de que especie tenemos.  Porque hay algo inconfundible, ese "empaque" en las profundidades tan característico de las brook's, contra mas grande... más dura es la lucha por traerla a la superficie, mientras ellas con toda su energía buscan refugiarse en la oscura profundidad.
Pero que es la vida de un pescador sin nuevos desafíos?... bueno!!!... para ello está...  "el super gran slam patagónico" 😉, el de lograr capturar 4 especies distintas en un mismo día.   Agregando a las especies anteriores otro salmónido introducido (por ejemplo un salar) o mejor aun!!!... con un pez nativo como lo es la perca.  Cuando lo logre, les cuento 😎.  Saludos.

Pescar y Navegar en Lagos Patagónicos

Pescar y navegar, dos pasiones que siempre me cautivaron.   Recuerdo esos años recién egresado de la universidad con bajo presupuesto, pero siempre rodeados de amigos pescadores, algunos de los cuales poseían embarcaciones y me invitaban a pescar.   Siempre puse atención y colaboración en todo lo referente a la forma de amarrar al carro, de botar al agua y de navegar.  Particularmente en aquellas ocasiones en que el mal tiempo nos sorprendió (por que así suele ser la patagonia chilena).  Mientras enormes olas jugaban con nuestra embarcación, el "patrón de navío" desplegaba su destreza para remontar y cortar olas para poder llegar a buen puerto.  Mientras el resto solía mirar con ansias la lejana rivera, yo prestaba atención a como se desenvolvían y encaraban las olas  afirmados fuertemente del mando popero.  Siempre alimentando el sueño de tener mi propia embarcación.
Visito con mayor frecuencia lagos patagonicos chilenos y algunos argentinos.  Son lagos que se comportan distinto a los que encontramos de la décima región al norte.   Particularmente porque si bien desagüan al pacifico, se encuentran mas bien hacia las laderas Este de la cordillera de los andes, casi siempre con orientación transversal (Este / Oeste), con zonas de "botaderos" en el extremo Este, donde pega el viento y revientan las olas.  Asociados a un clima con regímenes de pluviometría y por sobre todo vientos distintos.  Un poco más parecidos a los lagos patagónicos argentinos, pero en los chilenos cuando el viento se levanta azota con menos violencia.
Es muy distinto "enfrentar un temporal que salir a buscarlo".  Siempre debemos observar las condiciones meteorológicas, con especial atención a la dirección y velocidad del viento en el transcurso del día.   Una pagina que es muy asertiva en sus pronósticos, que ademas permite buscar el tiempo atmosférico para un lago determinado (nos están todos, pero siempre hay uno cercano con formas que se orientan en la misma dirección), es www.yr.no.  Una pagina noruega que tiene la opción de idioma inglés, a la cual he hecho llegar mi sugerencia que agreguen el español a sus opciones.  Existe en una versión para teléfonos móviles y un ejemplo es este  www.yr.no/place/Chile/Lago_Elizalde.
Hay normas básicas de navegación, llevar elementos de seguridad como salvavidas, linternas, botiquín, elementos básicos de supervivencia (fósforos, cortaplumas, etc.), algún elemento de navegación de emergencia, como remos o un motor adicional, bomba de achique o algun elemento para sacar el agua que ingresa por lluvia y oleaje.  Hay muchos elementos más, pero estos considero básicos.  Y nunca olvidar prestar atención a otras embarcaciones y según su comportamiento ir a preguntar si necesitan ayuda.  No solo es obligación de todo patrón de embarcación, es una cortesía inherente a todo ser humano.  Muchas veces son detalles, algunos un poco tontos, lo que convierte navegar en un calvario.
Una practica que considero necesaria para desenvolverse adecuadamente en lagos patagónicos, es salir a navegar en días medianamente ventiados para observar como se comportan sus naves en esas condiciones y practicar para aquellos días en que nos sorprenda el mal tiempo en nuestras actividades de pesca recreativa.  Ahora, si contamos con la compañía de alguien mas experimentado mucho mejor!!!.  Como dice el refrán, ningún marinero se hace en días calmos.
Respectos a embarcaciones idóneas, creo que en general no llegaremos a consensos, cada quien tendrá su opción por gustos, prestaciones, zona de navegación y experiencia.  No obstante me permito opinar que un bote con quilla en "V" es ideal para sortear olas de un lago embravecido, aunque inestable para pescar desde su cubierta.  Y mi mejor opción es un semirrigido, el cual bien equilibrado permite encarar un mal tiempo mientras llegamos a alguna bahía reparada.  No por nada, las mejores embarcaciones de rescate son del tipo semirrigido (RIB).
Un ultimo detalle, ya que suelo navegar solo, debo estibar muy bien la embarcación llegando incluso a poner peso extra en la proa.  En el minuto 0:26 se observa que he puesto rocas en el tambucho de proa luego que el viento me sorprendiera en una travesía en la Región de Aysén.  Ademas siempre llevo mi carpa con la cual puedo pernoctar esperando un mejor clima para regresar a puerto sin novedad.
El Concepto de mal tiempo, no necesariamente implica adentrarse en un temporal o tormenta, es relativo y dependera de nuestra destreza, de la dirección conque encaremos el oleaje y viento, de nuestro tipo de embarcación y de cuan duras sean las condiciones para nuestra embarcación y tripulación.  Quizás podríamos poner como referencia, que cuando la altura de las olas superan la de nuestra borda estamos frente a situación de peligro inminente y debemos buscar reparo.

Por último, al navegar por placer, como es mi caso, es difícil precisar que es mal tiempo, considerando que el viento, el oleaje y la lluvia son parte del paisaje.